La Carcoma por Daniel Fopiani


Título: La Carcoma
Autor: Daniel Fopiani
Editorial: Ediciones Versátil, S.L
Nº Pág.: 236 pág.
Género: Ficción, Thriller
Primera edición: octubre 2017



Un escritor en horas bajas es incapaz de escribir nada decente. El éxito comercial de su última novela parece haberle arrastrado hasta un bucle de inseguridad que lo mantiene bloqueado ante la página en blanco. Se obliga a tomar unas vacaciones y aislarse durante un tiempo en la Sierra de Cádiz, un retiro espiritual donde olvidarse de la presión de la editorial, de las facturas sin pagar y de las llamadas telefónicas constantes.
Con el paso de los días descubre que, en la cabaña donde se aloja, aparece un nuevo número pintado en la pared cada mañana. Una cuenta atrás sin explicación aparente que termina sumiéndolo en la mayor de las obsesiones. Es probable que su vida corra peligro y el tiempo apremia. Los números no perdonan.


Ya estamos otra vez en esa época del año llamada verano. Muchos opinan que es el momento perfecto leer aquellos libros atrasados y ponerse al día con su lista de pendientes. Algunos optan por coger esos "tochos" de cerca de mil páginas con el pretexto que ahora sí tienen el tiempo necesario para dedicarles, otros, en cambio, optan por novelas ligeras. En mi caso particular, el verano nunca ha sido una época muy buena. Siempre he tenido una época de sequía que empezaba generalmente en mayo y me duraba hasta agosto. Este año eso se ha agravado con una mudanza, un viaje a un lugar ciertamente lejano y un examen muy importante que me espera en otoño.

Así que para salir de mi parón lector he optado por una de esas novelas ligeras, sencillas y que no le hagan a uno pensar demasiado. Hoy vengo con una novela perfecta para estos calurosos días de verano de playa, no demasiado extensa pero sí absorbente. Haremos un viaje al pueblo de La Carcoma, a las montañas gaditanas, en el sur de España.

El comienzo de la novela ya es en sí un elemento ganador. El prólogo lo ha escrito Benito Olmo que, para aquellos que no lo conocen, es un escritor de novela negra reconocido, del cual, aunque no he leído nada, sí que he visto muy buenas críticas. Se nos presenta una escena del más puro estilo de novela negra en la que se produce un encuentro entre dos viejos amigos de profesión Benito Olmo y Daniel Heredia y también se nos presenta a Versátil Ediciones. Ambos hablan de un tal Fopiano (nuestro autor) del cual se expresan en términos dudosamente positivos:

"-Así que es bueno. Ojalá eso fuera suficiente.
-Sólo necesita un poco de suerte. La actitud ya la tiene.
-¿Suerte? Entonces es cosa hecha.
Por si el sarcasmo no hubiera sido suficiente, lo sazonó lanzando un salivazo al mar."

Este original inicio da paso al trabajo del tal Fopiani. Una novela con un protagonista de nombre Ramsés (confieso que lo tuve que leer dos veces), un escritor que ha tenido esa "suerte" con su primera y segunda novela. Y no sólo eso, sino que ya le han contratado para una tercera y le han dado un adelanto bien jugoso. Pero el tiempo ha pasado y Ramsés no sólo no ha conseguido escribir ni una sola página sino que además casi se ha gastado todo el adelanto. Así las cosas, le quedan dos meses para entregar el inexistente primer borrador.

"De buenas a primeras, es como si hubiese olvidado el oficio de la escritura."

Aquí es donde entre en escena Juanje, el mejor amigo de Ramsés, aunque los dos se consideran hermanos. Juanje le ofrece a Ramsés su casa en un pueblo de la sierra gaditana para que pueda aislarse y centrarse en escribir. Le advierte que los lugareños son personas hoscas, antipáticas que detestan a los turistas, así que es muy poco probable que pueda tener ni siquiera vida social. En resumen, las condiciones perfectas para ponerse con el trabajo pendiente. Y, pese a las reticencias iniciales, nos encontraremos a Remsés conduciendo por las estrechas curvas de la sierra hasta llegar a La Carcoma, que es como se llama ese "lindo" paraje.

Un pueblecito de casitas blancas, con apenas un par de comercios abiertos, un bar y un ultramarinos. La casa de Juanje, sin embargo, está un poco alejada del núcleo urbano por un sendero cercano. Este paraje tan idílico deja de serlo cuando Ramsés descubre distintos números en su cabaña conforme van pasando los días, cada cual en un lugar más extraño que parecen hacer una cuenta atrás, empezando por el doce.

Así es como comienza la intrigante historia de La Carcoma. Ciertamente el nombre del pueblo es extraño pero sirve perfectamente a la finalidad del autor, ser una metáfora de esas gentes de viven tan aislados, huraños, con secretos bajo las alfombras y envueltos en un aura de misterio taimado.

"Sufría. Sufría con su secreto. Los secretos, lejos de un privilegio, son como losas pesadas de responsabilidad que, llegado el momento, pueden superar a cualquier persona."

Me ha gustado mucho la idea original del libro, y los giros que el autor le da a la historia, con unas muertes de dudosa explicación, también le dan a la historia mucho ritmo. Quizás lo único que no me ha llegado a agradar es que pese a la profundidad de las ideas del autor los personajes son personas bastantes sencillas, con objetivos previsibles. Reconozco que en ese aspecto yo también soy demasiado exigente.

En cualquier caso, he disfrutado de La Carcoma. Me lo zampé en una tarde y lo recomiendo para aquellos a los que les apetece disfrutar de una lectura amena, sencilla, absorbente y con algunas de las mejores perlas (léase citas) que hace tiempo que no he leído o a aquellos otros, que como yo, necesitan salir de ese bloqueo lector que le tiene a uno parado contra su voluntad.

"Los muertos son más sabios que los vivos, por su simple condición. Lástima que los muertos no sean partidarios de hablar, tendrían mucho que enseñarnos."

Por Nitha

1 comentario:

  1. Pese a esos peros que señalas, es un libro que me llama bastante. Pero voy a bajar mis expectativas, por si acaso.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar