Los Ángeles de Hielo por Toni Hill







Editorial:Grijalbo
Nº Pág.: 464 pág.
Género: Intriga
Primera edición: 2016









Barcelona, 1916. A sus veintisiete años, Frederic Mayol ha dejado atrás una vida cómoda en la esplendorosa Viena y la traumática participación en una guerra que sigue asolando Europa. Psiquiatra y seguidor de las teorías psicoanalíticas, se enfrenta a su futuro puesto en un sanatorio ubicado en un tranquilo pueblo pesquero cercano a Barcelona, un enclave perfecto para superar los horrores vividos en el frente.


Pero la clínica y sus alrededores no resultan ser tan idílicos como pensaba. Las sombras de un siniestro pasado se ciernen sobre los ángeles que decoran la fachada del edificio, como si quisieran revivir los acontecimientos que sucedieron en la casa siete años atrás, cuando el lugar era un prestigioso internado para jovencitas de buena familia que cerró sus puertas después de un trágico incendio.


Atrapado entre el anhelo de desvelar el misterio que se esconde entre los muros del caserón y el amor que siente por Blanca, una de las antiguas alumnas del colegio, Frederic deberá enfrentarse a una perversa historia de obsesiones y venganzas hasta llegar a una revelación tan sorprendente como desoladora.


Porque la verdad, aunque necesaria, no siempre supone una liberación; a veces incluso puede convertirse en una nueva condena.

Hoy os presento un libro que salió en marzo de este año y no ha tenido una gran campaña, así que es probable que no hayáis oído hablar de él. Craso error. Lo cierto es que es un libro genial, uno de esos que te hace pasar una tarde amena y si llueve, como lleva haciendo estos días, la atmósfera es perfecta para sumergirse en él. Así que si tenéis la oportunidad de llevároslo a casa para unos cuantos días no dudéis que Toni Hill se lo merece. De hecho, empecé a escuchar y leer buenas opiniones antes sobre el autor que sobre la novela en sí. Pero la sinopsis del libro, unido a mi cierta fascinación por lo macabro, me convenció que esta es una de esas historias que me iba a gustar. Y así fue. 

Nos encontramos en Barcelona de principios del siglo pasado, esa época con aire místico que parecía que permitía que existieran las historias y las experiencias extrasensoriales más extravagantes y parapsicológicas. Y entonces, en ese ambiente tan etéreo conocemos a Frederic Mayor, doctor en psiquiatría, seguidor de Freud, que empieza a trabajar en un sanatorio a orillas del mar en un pueblo cercano. Y allí, en su primera noche la Señora de Negro que lo sigue inicia el curso de los acontecimientos.

En realidad se trata de una novela negra muy bien construida, con unos crímenes a resolver y con unos inocentes pagando el precio del pecado. Sin embargo, aquí y allá Toni Hill incluye algunos detalles paranormales que le dan una significación distinta a la historia, que permite al lector pensar empíricamente dejando la razón a un lado. Sí, podría ser una novela de Agatha Christie si le quitamos esas pinceladas, pero ¿qué gracia tendría?...

"Era su risa. Aquella carcajada salvaje que cruzaba el aire como si fuera una cicatriz sonaba a mi espalda y toda la casa, o lo que quedaba de ella, parecía sangrar a su paso. La luna, impertérrita, presenciaba el horror sin inmutarse, cual testigo sordo  y mudo, feliz en su ignorancia."

A la vez que descubrimos el lugar de trabajo de Frederic, una mansión reconvertida en colegio de niñas, a su vez reconvertido en un sanatorio para enfermos de mente, en otros capítulos leemos el diario de la directora de susodicho Colegio de los Ángeles, Águeda. Una mujer fuerte con algunos episodios de flaqueza que dan que pensar pero nada fuera de lo común. En su labor diaria juega un gran papel Griselda, una alumna suya, trasladada de otro colegio, pero que no encaja en el grupo de las niñas mayores de la Srta Águeda y su más fiel amiga, Srta Irene. 

El diario que vamos leyendo, intercalado a la historia de Frederic Mayol nos va mostrando algunos detalles que luego inciden en el mundo de nuestro protagonista. La historia se entreteja como una liana y llega un momento en que una parte no puede subsistir sin la otra. De hecho, al terminar la lectura de ese diario se me formó una necesidad tremenda de volver al principio y leerlo de nuevo, a la luz de esa información crucial que hace que todo sea de un color nuevo.

"Incluso las mentiras, si se repiten lo bastante, acaban siendo verdad."

En resumen, se trata de una novela de intriga con tintes góticos que atrapa a uno des del primer momento, que quiere que leas más y más, porque cada capítulo es una revelación. Muchas veces me pregunto si con mis reseñas soy capaz de transmitir qué libros me encantan, cuáles me gustan, los que son perfectos para pasar una tarde y cuáles hubiera dejado pasar si hubiera sabido de antemano cómo son. Este es uno de esos que me han gustado y mucho y repetiría la lectura sin pensarlo y os lo recomiendo.

Y termino una reseña con la cita que incluye el autor antes del inicio. Es de Charlotte Brontë de Jane Eyre. Es como si todo el argumento del libro fuese sacado de aquí:

"La luz del día empezó a desaparecer de la habitación roja. Eran más de las cuatro y las nubes de la tarde habían dado paso a un oscuro crepúsculo. Oía el ruido incesante de la lluvia contra los cristales y los aullidos del viento procedentes del salón. El frío fue penetrando en mi cuerpo, y con él se mitigó el valor. Volví a caer en mi talante habitual: humilde, inseguro y triste, mientras se apagaba en mí todo signo de enojo. Si todos decían que era mala, tal vez tuvieran razón."

Si alguna vez habéis sentido que el mal existe, que camina entre nosotros; si habéis conocido hechos inexplicables que simplemente deberían tener una explicación racional; si sois capaces de conjugar ambas posibilidades Los Ángeles de Hielo es vuestra opción segura a pasarlo bien.


Por Nitha

No hay comentarios:

Publicar un comentario