Tu nombre después de la lluvia por Victoria Álvarez









Editorial: Lumen

Nº Pág.: 584 pág.

Género: Intriga

Primera edición: 2014

Ciclo de Dreaming Spires











Érase una vez en Irlanda… Corren los primeros días de enero de 1903 y el profesor Alexander Quills, un hombre sabio y triste, vuelve a su casa de Oxford después de asistir a unas conferencias en Londres; Oliver Saunders, joven y tímido, mientras tanto, trabaja en su pequeño cuarto de Balliol College, rodeado de diccionarios y novelas góticas, y Lionel Lennox, amante de la buena vida y de las faldas ligeras, está en Egipto, a punto de profanar la tumba de una princesa para llevarse una joya de inestimable valor. Poco tienen en común los tres amigos, excepto el cariño que los une y el interés por las nuevas ciencias que exploran el mundo del más allá. Muy pronto sus ganas de saber los llevarán a Irlanda, una tierra plagada de leyendas, donde las piedras tienen una historia que contar y el sonido de la lluvia se confunde con el llanto de unas mujeres que cuidaron de sus seres queridos incluso más allá de la muerte.




La primera vez que supe algo de esta novela fue a través de su autora y de su secuela, que tengo muchas ganas de leer. Victoria Álvarez era, en muchos blogs, calificada como una de las autoras revelación por “Contra la fuerza del viento”, segunda parte del Ciclo de Dreaming Spires. Así que busqué la primera parte y heme aquí, reseñando esta novela tan inusual.


La sinopsis del libro recoge lo que son los tres primeros capítulos, que nos permiten conocer un poco a los tres protagonistas de las intrigas, pero no son los únicos.


Por un lado tenemos a Alexander, un personaje que lleva una tristeza intrínseca y que la novela nos permite adivinar poco a poco de donde podría provenir. En segundo lugar está Oliver, que en un primer momento no parece destacar pero que acabará teniendo un papel nada desdeñable en todo el entramado. Y, por último, Lionel. ¡Ay Lionel! Reconozco que desde la primera vez que conocí a este personaje me ha supuesto ser mi debilidad. Da igual lo mal que se porta, lo travieso que puede llegar a ser, que yo se lo perdono todo. Aviso a navegantes que no soy nada objetiva con mi Lionel.

“Su compañero de viaje se equivocaba al decirle que había estado solo durante demasiado tiempo. El gran problema de Alexander Quills era que nunca conseguía estar solo…”

Los tres amigos comparten algo más que una amistad, son unos creyentes de lo paranormal, un tema muy en boga a principios del siglo pasado. Deciden investigar la historia de una banshee que vive en un castillo de Irlanda. La trama gira en torno a la muerte de uno de los vecinos del pueblo, supuestamente aterrorizados hasta la muerte por la susodicha criatura paranormal, y que predijo su muerte con sus sollozos. Pero lo extraño del caso no es que un hombre fuese asesinado por una aparición, lo extraño es que la banshee nunca antes había llorado la muerte de alguien que no fuese de la familia.

“Si la Muerte pudiera llorar, sus lágrimas serán parecidas a las de aquella criatura.”

Aquí es donde empiezan a tejerse los hilos de la historia. Me ha parecido interesante como la autora intercala pequeñas informaciones a lo largo de toda la novela que al final tienen sentido. Y si uno es un buen detective y consigue identificar y unir esos trazos, puede anticipar el final con bastante acierto.

Y no puedo terminar sin mencionar a los personajes femeninos tan variados que se descubren, en especial la señorita Sturling, una de las razones que hace que quiera que lea la secuela. Sus secretos son los únicos que no se desvelan en Tu nombre después de la lluvia y que estoy segura deben de ser interesantísimos.

“ Es a ti a quien quiero. [...] Tan rara como te ves a ti misma, tan desconcertante como te han hecho creer que eres… Tan única y tan mía.”

La verdad es que he disfrutado con este libro y, aunque no será el libro del año, tengo ganas de leer la segunda parte, lo cual ya es un punto a favor. Además, me ha encantado que el título tenga un significado tan bonito, que no voy a desvelar. Como veis es un libro lleno de secretos y pequeños regalos que se reparten por toda la historia.

Y ya puestos a ser sinceros, lo único que me ha disgustado, en ocasiones, la lectura es la sobreactuación de los personajes en algunas situaciones de tensión. Aunque también hay que decir que la época en la que nos encontramos también hace que uno sea propenso a ello. Las damas y los caballeros de la primera década del siglo XX eran mucho más expresivos y dramáticos que hoy en día.

En cualquier caso le doy un voto de confianza a Victoria Álvarez.

“Nada en este mundo permanece oculto para siempre. […] Allá donde posemos nuestra mirada, la inevitable ley de la revelación es una de las leyes de la naturaleza: el secreto duradero es un milagro que aún está por ver.”





Por Nitha

No hay comentarios:

Publicar un comentario