La Casa Torcida por Agatha Christie








Editorial: RBA

Nº Pág.: 256 pág.

Género: Novela Negra

Primera edición: 2014




  




La casa torcida. Tres generaciones de la familia de Arístides Leónides, multimillonario griego, conviven en Inglaterra, en una curiosa mansión de estructura inclinada que el magnate hizo construir para este fin. Una multitud de personajes se entremezcla en los pasillos y las estancias de la casa, incluidas la joven y hermosa Brenda, segunda esposa del anciano patriarca, y Sophia, su más avispada nieta, cuyo futuro suegro es comisario de policía. La paz hogareña se trunca cuando Arístides es envenenado, ya que se sospecha que el culpable ha de ser alguien de la familia. Sophia exigirá entonces a Charles, su prometido, que haga lo posible por esclarecer el asesinato, ya que no podrá casarse con él hasta que el asunto haya sido resuelto. El caso, que contará con el apoyo del padre de Charles y del inspector jefe Tavener de Scotland Yard, se complicará con más muertes y con el hecho de que nadie tiene una firme coartada.




Con este libro termino mis reseñas sobre la gran Agatha Christie. Y no porque no haya leído más libros (creo que llevo más de 15 casi del tirón), sino porque creo que todo tiene un principio y un final, y aunque os encante esta autora como a mí, el mundo está lleno de buenos libros que también se merecen una pequeña reseña de mano de estas humildes lectoras. El motivo de que este sea el último libro (no es una promesa, más bien una intención que espero fervientemente poder mantener) es porque lo resolví. Así de simple.

“Muchas veces se tiene la impresión de que estos hombres agradables y corrientes cayeron el asesinato casi por accidente. Se encontraban en una situación muy difícil o deseaban algo apasionadamente, dinero o una mujer, y mataron para conseguirlo. El freno que sirve para la mayoría de nosotros no actúa sobre ellos.”

Después de haber leído unos cuantos libros de Agatha Christie, al final de cada uno de ellos, la autora me daba con la solución en la frente. Pero en este libro no. Cuando todos los protagonistas fueron presentándose ante mí, como me pasa siempre, dudé de todos. Pero hubo un pequeño detalle, muy muy pequeño, digamos que fue casi una corazonada, que me hizo decantarme por un personaje (¡ni una pista! Os reto a que lo adivinéis como yo). Y cada cosa que sucedía en la casa torcida me reafirmaba mi opinión. Confesaré que la fe en mi firme decisión contra ese personaje se tambaleó un par de veces, pero no decaí.

“Como resultado de mi experiencia, no creo que ningún asesino se haya arrepentido realmente. Puede que ésta sea la marca de Caín.” 

Por lo que respecta a la historia, trata sobre el asesinato de Arístides Leónides, abuelo de Sophia, prometida del protagonista de libro, y personaje que nos paseará a lo largo de toda la historia. El abuelito Leónides ha sido envenado y todos los de la casa pueden ser culpables, puesto que ninguno tiene una coartada y todos tienen motivos, aparentemente. Hay que reconocer que son una familia bastante variopinta y estrafalaria. Destacaría la madre de Sophia, pero no explicaré nada de ella, merece que la conozcáis a través de los ojos de su futuro yerno.

“Quiero decir que la gente a veces sorprende a uno de un modo horrible. Se forma uno una idea  de las personas y, algunas veces, esta idea es completamente equivocada.”

¿Te acabas de enterar de la muerte del señor Leónides? ¿Llegaste a conocerlo? No importa, acompáñame, vamos hacia la Casa Torcida para investigar su asesinato. Abre bien y los ojos, y recuerda lo que nos ha dicho el jefe, “no pierdas de vista…”.

“Érase un hombre torcido que anduvo una milla torcida.

Encontró seis peniques torcidos junto a un portillo torcido.

Tenía un gato torcido que cogió un ratón torcido,

Y todos vivieron juntos en una casita torcida” 




Por Nynia

No hay comentarios:

Publicar un comentario