Diez Neritos por Agatha Christie







Editorial: RBA
Nº Pág.: 224 pág.
Género: Novela Negra
Primera edición: 2014  









Diez personas sin relación alguna entre sí son reunidas en un misterioso islote de la costa inglesa por un tal Mr. Owen, propietario de una lujosa mansión en el lugar a la par que un perfecto desconocido para todos sus invitados. Tras la primera cena, y sin haber conocido aún a su anfitrión, los diez comensales son acusados mediante una grabación de haber cometido un crimen. Uno por uno, a partir de ese momento son asesinados sin explicación ni motivo aparente. Sólo una vieja canción infantil parece encerrar el misterio de una creciente pesadilla.




Es el momento de confesar porque empecé a leer a Agatha Christie: me recomendaron esta novela. Una persona muy especial, un día paseando por una famosa librería, me comentó que este libro le había fascinado cuando lo leyó de más joven. Así fue como me decidí a leer algo de esta autora, y este libro fue uno de los primeros. 

Si queréis leer algo de Agatha Christie y no os decidís (cosa totalmente lógica porque seguro que no será por recomendaciones), empezad por este, porque merece la pena decir que éste es el que habéis leído. 

Con toda sinceridad, la sinopsis del principio es todo lo que necesitáis saber para empezar este apasionante relato. No obstante, os haré un pequeño regalo… Os recitaré la vieja canción infantil…
“Diez negritos se fueron a cenar; uno se asfixió y quedaron nueve.

Nueve negritos estuvieron despiertos hasta muy tarde; uno se quedó dormido y entonces quedaron ocho.
Ocho negritos viajaron por Devon; uno dijo que se quedaría allí y quedaron siete.
Siete negritos cortaron leña; uno se cortó en dos y quedaron seis.
Seis negritos jugaron con una colmena; una abeja picó a uno de ellos y quedaron cinco.
Cinco negritos estudiaron Derecho; uno se hizo magistrado y quedaron cuatro.
Cuatro negritos fueron al mar; un arenque rojo se tragó a uno y quedaron tres.
Tres negritos pasearon por el zoo;un gran oso atacó a uno y quedaron dos.
Dos negritos se sentaron al sol; uno de ellos se tostó y sólo quedó uno.
Un negrito quedó sólo; se ahorcó y no quedó... ¡ninguno!”


Al principio del libro, la autora nos presentará a los “diez negritos” y dejará que nuestros subconsciente empiece a sacar pequeñas conclusiones de cada uno de ellos. Solamente tenemos que tener una cosa bien clara: la Justicia existe. Pero… ¿debe existir a cualquier precio? 

“Un ruido pacífico. Un paisaje apacible... —pensó—. La ventaja de una isla consiste en la imposibilidad que tiene el viajero de ir más lejos, como si hubiera llegado al fin del mundo...”

Un crimen tras otro, y siempre un negrito menos y una incógnita más… ¿Acabáis de recibir una carta firmada por Mr. Owen invitándoos a su casa en la Isla del Negro? El barco está a punto de zarpar. Coged vuestra maleta y seguidme. Os llevaré a esta allí. Disfrutad de vuestra estancia y estad tranquilos, nadie sabe vuestro secreto…



Por Nynia
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario